Los autónomos que ejercen su actividad a través de una empresa están familiarizados con el Impuesto de Sociedades, pero no está de más saber que determinados gastos e inversiones son deducibles de cara a la presentación de este tributo y, por tanto, pueden suponer un importante ahorro. Te contamos qué gastos son deducibles del Impuesto de Sociedades, aunque algunos tienen sus particularidades y siempre es recomendable recibir el consejo de una asesoría fiscal de confianza.

El Impuesto de Sociedades se calcula a partir del resultado contable de la sociedad (los ingresos menos los gastos), al que se aplican después una serie de cálculos. Al resultado de esas operaciones se le aplica a continuación el gravamen correspondiente al tipo de sociedad, que para 2023 queda de la siguiente forma:

 

 

Si el resultado de calcular el Impuesto de Sociedades es positivo, la sociedad deberá abonar esa cantidad a la Agencia Tributaria; si por el contrario es negativo, será Hacienda quien tenga que devolver ese importe a la empresa.

 

Deducciones en el Impuesto de Sociedades

Todas las sociedades con domicilio fiscal en España tienen la obligación de presentar el Impuesto de Sociedades, que puede suponer un considerable importe para la empresa. La buena noticia es que son bastantes las inversiones y gastos deducibles en el Impuesto de Sociedades, y si nuestros asesores fiscales las aplican correctamente pueden suponer un importante ahorro.

Nuestra asesoría es quien mejor nos puede informar de qué deducciones se pueden aplicar en nuestro caso concreto, y en qué porcentajes, pero de forma genérica las deducciones aplicables en el Impuesto de Sociedades son las siguientes:

 

 

Por otro lado, también es posible deducir de la base imponible del Impuesto de Sociedades los sueldos de los socios de la empresa, aunque no sean administradores, en virtud de las recientes sentencias dictadas en 2022 por el Tribunal Supremo. Sin embargo, para ello será necesario que realicen una actividad en la sociedad y por tanto no reciban solo beneficios, sino otro tipo de retribución, y que se cumplan además determinados requisitos.

Por el contrario, no son deducibles en el Impuesto de Sociedades los siguientes gastos:

 

 

Requisitos para las deducciones en el Impuesto de Sociedades

Para poder aplicar estas deducciones en el Impuesto de Sociedades es necesario que estos gastos cumplan con una serie de requisitos:

Si estás interesado en sacar el mayor partido a las deducciones fiscales de tu empresa no dudes en contactar con nosotros, podemos ayudarte.

 

Traducir